3 Viajes en 1, Alicante

Mi idea inicial era pasar una noche en Alicante para mi viaje fotográfico, o dos si notaba alguna atracción visual por algún emplazamiento en particular o alguna idea brotase en mi cabeza. Justo de camino me llama un amigo que habíamos quedado en vernos en Alicante y me llamó porque en vez como invitado y hacer algunas fotos para la competición a la que iría su equipo a competir al Jugger, y me dice que contaba conmigo como jugador porque hubo 2 bajas, una por lesión, así que como alguna vez había ido a algún entrenamiento con ellos, pues contaba conmigo, me dejé liar jajaja. Así que definitivamente serían dos noches a pasar en Alicante hasta reunirnos para ir a jugar el fin de semana.

Reconozco que no me sentí especialmente atraído por la ciudad, probablemente porque al no conocerla, no saber de sus rincones o no tener nadie que me orientase es sencillo pasar de largo ciertos lugares y sobre todo pasar más tiempo supongo, y la verdad espero en futuras ocasiones poder dedicar más tiempo a explorar los rincones de la ciudad, pero salvo por un par de lugares como el Castillo de Santa Bárbara, el puerto deportivo, y aunque la playa estaba prácticamente vacía nunca he sido muy playero especialmente y más estando a solas. Alicante web

Pero subir al castillo cuesta un poco de esfuerzo cuando no estás acostumbrado  y del viento que soplaba en cuanto comenzaba a subir, porque por la ciudad y la playa lo percibía. Un efecto que muchos han criticado como fallo, aunque no lo es  si es lo que se busca y se quiere, es el conocido flare, que es esa linea solar que cruza la imagen, y que suele ser de mayor o menor redondez según las aspas que tenga el diafragma, lo cual se aprecia con diafragmas cerrados y algo de edición,  cierto que es totalmente evitable si se usan los parasoles de los objetivos, que para ese motivo y uso vienen, ya sean de tipo mariposa o circulares, pero también divertido probar los “defectos” buscados que puede provocar la luz en un objetivo fotográfico, o de video según el caso.

Otra de las cosas que me restó tiempo fue realizar el cambio de operadora para irme de Vodafone, ya que durante varias semanas me estuvieron queriendo mantener los servicios fijos de red y teléfono, (con el cobro completo de servicios que no tenía) cuando yo hube solicitado la baja antes de iniciar el viaje, y lo último ya fue que me retenían todo, según decían, porque al tener el nº de móvil con ellos si me daban de baja, perdía también el nº de teléfono móvil, pero que no podían retenerme el nº ya que no les compré celular (la conocida permanencia, si exactamente las propias contradicciones de diferentes agentes telefónicos), solo la SIM, y esto 4 operadores diferentes con sus historias cada uno. Así que lo siento, pero a opinión propia y personal incumplieron el contrato de voz que realicé (que pedí en varias ocasiones y nunca estaba disponible), y encima querían cobrarme de más con excusas que ni sabían defender, así que no recomendaré en ningún momento esa compañía.

Saqué algunas tomas desde el castillo, aunque aquí no me atreví a colocar a mi pequeño compañero de viaje, ya que del viento no se sostenía en ninguno de los puntos que tenía interés en sacar, y sacar una fotografía por ejemplo desde alguna de las almenas o del puente a la altura que estaba era casi seguro dar por perdida la figurita, así que aproveché para hacer algunas tomas generales de la ciudad desde lo alto aprovechando que llevaba el angular, y allí me quedé largo rato contemplando con toda calma la ciudad. Sobre todo aproveché unos ratos en que el cielo estuvo con bastantes nubes, aunque por suerte no nublado completamente y me daba bastante juego visual, para hacer quizás algún HDR, o paisaje con una tendencia algo dramática destacando las nubes.

Galeon-restaurante,-Alicante-webEn otro de mis paseos me estuve paseando por la zona del puerto y me quedé sorprendido gratamente al ver un barco, y como cabía de esperar la consulta a San Google, y este barco reconvertido a restaurante, que ya solo “la visita y paseo por su interior” tienes que pagar entrada, supongo que para el mantenimiento de las propias estancias, pagar el amarre, aparte del restaurante, era un antiguo navío que formó parte de la armada española, con 3 lineas de cañones,que hubiera estado genial en alguna toma tener de fondo el mar directamente, pero hice algunas tomas generales del barco que usaré para fotomontajes más adelante.Alicante-vistas-de-nubes-web

Y ya tocaba ir a la estación de tren, que reconozco que con pequeño trípode y una foto en exposición larga hubieran podido quedar unos contraluces curiosos, a esperar a mi amigo para encaminarnos a Agost para ir a los partidos de jugger, y de paso hacer alguna fotografía que tenía en mente, ya que visualmente tenía memorizadas algunas fotos por hacer.

 

Para resumir el fin de semana de partidos, aquello no era unos partidos entre chavales de un deporte relativamente nuevo, me vi inmerso directamente en la copa de primavera a nivel nacional, equipos en su mayoría de la  zona Este/mediterraneo del país. Hicimos buenas migas con mucha gente, sobre todo con Hidras de Murcia, pero fue extenuaste el nº de partidos, sin relevos ni jugadores de refresco que jugábamos lo que el sábado nos dejó exhaustos . El domingo fui a retirarme por lesiones y dolores, pero si me retiraba el equipo no seguiría en la competición  por incomparecencia al no contar con un nº mínimo de jugadores, ya que la noche anterior otro jugador se había dislocado un hombro parece ser, así que me tocaba jugar si no quería que fuera eliminado totalmente el equipo, después de la debacle que tuvo que pasar mi amigo para poder llegar y “su viaje”, que eso sí daría para una historia completa, pero es su historia. Así que allí estaba jugando, con las rodillas machacadas y el brazo inmovilizado por la tensión muscular que acumulaba. Pero jugamos hasta el último partido que nos correspondía, de todos los enfrentamientos que tuvimos que triangular ese fin de semana, creo que 30 equipos eran los que finalmente jugamos, así que imaginad la lista de enfrentamientos. Tras un fin de semana agotador, y sin poder sacar la cámara por los partidos, una vez terminado el último partido pude estar un rato fotografiando a uno de los equipos con quienes nos enfrentamos y tuve la ocasión de compartir vivencias, risas, pabellón con algunos de los chavales que jugaron ese fin de semana. Algunas de las imágenes que os dejo, dejarán claro que aquello es de competición pura y no unas pachanguitas, y ya para las finales y semifinales este que está aquí se había retirado a descansar un poco, así que tuve que desistir de realizar alguna foto de la competición final. Aunque cierto es que se me han abierto nuevos proyectos y otros personales para nuevas sesiones de fotos cuando surja la ocasión, el momento y lugar adecuados. Sobre todo jugar con una luz que no sea tan dura, y es cierto de que en deporte como ya se sabe no puedes elegir las condiciones ni el momento, debes estar ahí en el momento, estés cómodo con la imagen o no.

Lo bueno de esas condiciones lumínicas es poder trabajar a altas velocidades y diafragma cerrado para así evitar perder profundidad de campo en algún jugador o jugada concretos y  tener el foco que habías preparado en vez de ene el rostro se vaya a otra parte en la mano, y luego arregla en postro.Así que una vez terminado el campeonato, tocaba recoger los bártulos y tomar de nuevo la carretera, siguiente destino….. VALENCIA

¿Qué lugares me recomendarías para mi próxima visita?, lugares con encanto, una vista especial, una historia, en especial  de Alicante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s